MONASTERIO BIZANTINO DE CABRERA

Campañas 2022 i 2023

La campaña arqueológica de 2022 siguió la metodología empleada en los años anteriores. Se continuó en el mismo punto en que se había paralizado en el año 2019, teniendo que retirarse la vegetación y suciedad acumulada durante los últimos años.

Se realizaron tareas de excavación, limpieza, siglado, inventario y almacenaje de los materiales arqueológicos muebles recuperados. Se encontraron fragmentos de cerámica vidriada, aparentemente del tiempo del cautiverio de los soldados napoleónicos; fragmentos de vidrio del tiempo del monasterio, restos de fauna marina, fragmentos cerámicos de época antigua, medieval (incluida la época islámica), y se descubrieron pequeñas monedas de bronce. Se localizaron también fragmentos de lápida de mármol con tramos de letra inscrita.

Se descubrieron nuevas sepulturas, con las losas de las respectivas cubiertas; fragmentos de estructures pétreas identificadas como sócalos de muro datados del siglo VII. Este sócalo estaba realizado con piedras bastante grandes, la mayoría colocadas de esquina.

Los resultados de esta campaña no permiten todavía identificar el espacio que se está excavando, aunque las estructuras que van surgiendo y los restos recogidos ayudarán a interpretarlo. Agotados los estratos correspondientes a la época actual, al cautiverio de los soldados napoleónicos y a la época medieval, el yacimiento queda preparado para la próxima campaña, a las puertas del siglo VIII.

La campaña del 2023 ha sido corta en su duración, ya que el mal tiempo y las posibilidades de comunicación con la isla quedaron muy mermadas, pero intensa en sus resultados. Se prosiguió con el levantamiento de los estratos que correspondían y quedaron a la vista los negativos y restos de antiguas estructuras del monasterio que habían sido expoliadas por los soldados franceses en su investigación de materiales para construir cabañas. Los materiales extraídos siguen la tónica de años anteriores. Los materiales modernos y medievales han reducido su número a pesar de que siguen apereixent en los restos expoliades. Todavía queda trabajo en la identificación de los materiales y en la interpretación de los datos extraídos. En poder ofrecer una interpretación más fiable, se hará una presentación de resultados.