Sant Crist de la Sang. L’Anunciació (Palma)

Tratar de la restauración del Sant Crist de la Sang es tratar de la restauración de un símbolo de devoción popular. Desde la segunda mitad del siglo XVI la imagen del Santo Cristo sale en procesión, motivo por el que fue creada sustituyendo una figura anterior. Una imagen de tipo devocional que también debía responder a necesidades procesionales. Este hecho explica su fábrica: corteza de corcho y de grandes dimensiones.

La agresión humana que sufrió el Santo Cristo en 2002 fue el principal factor de degradación de la figura. Otras causas afectaban también a su estado de conservación: cambios de ubicación (función procesional), desgaste de la policromía por el contacte diario o el humo de los cirios.

La restauración del Crist de la Sang fue una intervención delicada y laboriosa. La escultura quedó parcialmente desmenuzada con la agresión, provocando la reintegración de las piezas milimétricas a su lugar. La naturaleza material, corteza de alcornoque corchera (popularmente conocida como corcho) y la técnica constructiva tampoco facilitaron la tarea. A través de un cuidadoso estudio analítico, radiográfico y técnico, se llevó a cabo la restauración, que constó de: consolidación estructural, reintegración volumétrica y limpieza, estucado y reintegración pictórica.

Finalmente, y siguiendo con los criterios actuales de salvaguarda, se adoptaron medidas de prevención para mantener el bien y evitarle futuras degradaciones.

Estas tareas se han llevado a cabo con el apoyo del Departamento de Cultura y Patrimonio del Consejo de Mallorca