IGLESIA PARROQUIAL DE LA TRANSFIGURACIÓ DEL SENYOR - ARTÀ

De Templo Gótico a Parroquia Neogótica

Si bien la primera iglesia parroquial es la que aún se conserva actualmente en Bellpuig, muy pronto surgió a la sombra de la Almudaina, actualmente Sant Salvador, un segundo templo que, con la marcha de los monjes premonstratenses, se convertiría en la parroquia. Inicialmente existía una pequeña iglesia gótica de repoblación, fundada por el Obispo Ramon de Torrella, alrededor de 1240. Del primer templo gótico no se han conservado restos, lo único que se sabe es que se ubicaba en el mismo lugar de la parroquia actual. El templo actual comenzó a construirse en 1573 y las reformas se sucedieron prácticamente hasta el siglo XX. La fachada principal es obra del reconocido maestro de obras Bartomeu Ferrà y Perelló, quien estaba inmerso en la corriente neogótica de finales del siglo XIX.

La capilla Fonda del Roser fue empezada a finales del siglo XVII, y destaca por su desarrollo constructivo, con capillas laterales propias y culminada con una cúpula decorada con columnas salomónicas, siguiendo el modelo iniciado en la iglesia conventual de Santa Catalina de Sena de Palma.

Aparte de poder visitar el templo y todos los bienes culturales custodiados en su interior, la parroquia de Artà también permite la posibilidad de visitar un pequeño pero valioso Museo Parroquial. Se conservan en él bienes de diferente naturaleza: orfebrería, mobiliario litúrgico, pintura, escultura, entre otros.

MÁS IGLESIAS DE LA RED