Iglesia Parroquial i Basílica de Sant Miquel - Palma

La iglesia de Sant Miquel de Palma: emblema de la conquista

Ubicada en el centro neurálgico de la ciudad de Palma, cuenta la tradición que se construyó sobre una antigua mezquita de Madina Mayurqa. Según las crónicas de Joan Muntaner, la primera misa intramuros se celebró en este emplazamiento.

Del templo primigenio y de la antigua mezquita, no quedan restos. A finales del siglo XIV comenzó a construirse. Es uno de los pocos casos en que se conoce quien encargó las esculturas del tímpano y quien las realizó: el canónigo Pere Soler las encargó al escultor Pere de Santjoan. En el tímpano aparece la Virgen acompañada por ángeles músicos y, a cada lado, cuatro figuras de la misma traza: San Pedro, San Pablo, Beato Ramón Llull y Santa Margarita. La escultura que culmina todo el conjunto, el arcángel San Miguel venciendo al dragón, es obra de Miquel Thomàs, datada en el siglo XVIII.

Interiormente se conservan magníficos ejemplos de bienes pictóricos y escultóricos que van desde la época medieval hasta el siglo XX. Uno de los bienes más venerados es la talla de la Mare de Déu de la Salut, considerada, por la tradición palmesana, como la imagen que acompaño a Jaime I durante su travesía hacia Mallorca para iniciar su conquista. Un buen ejemplo de la retablística barroca mallorquina se encuentra en el altar mayor. El retablo Mayor es obra de Francisco Herrera García, arquitecto y escultor navarro establecido en Mallorca en el siglo XVIII.

MÁS IGLESIAS DE LA RED